Revista Chilena de Medicina Tradicional China Año 2 Num 1
Editorial
Psoriasis
Cáncer y Apiterapia
Plantas Medicinales Chilenas
Revista Chilena de Medicina Tradicional China Año 1 num 1
Editorial
Factor Patógeno Frío
Historia de Li Shizhen
MTCh en el Consultorio Cóndores de Chile

Factor Patógeno Frío
Una indagación en los clásicos

María Luz García F. Terapeuta Escuela Latinoamericana de Medicina Tradicional China,
Clínica antiguo Hospital San José, Santiago de Chile

 

Para la Medicina Tradicional China, el hombre es una parte constituyente de la naturaleza, por lo que los fenómenos que, como occidentales, consideramos exclusivos del mundo natural, le competen igual que a cualquier otro elemento de la naturaleza.

El ser humano es afectado por las variaciones de la naturaleza derivadas del tiempo y las estaciones del año, tales como el excesivo calor, el viento, la humedad, la sequedad, el calor  y el frío. Considerando que en la actualidad el desarrollo tecnológico permite al ser humano protegerse de las inclemencias y puede vivir en ambientes ideales la mayor parte del tiempo, el hecho de crear una burbuja de protección le impide a su organismo ejercitar los mecanismos de defensa necesarios debilitando a la larga la energía defensiva (wei qi) del organismo. Por otra parte, las condiciones del estilo de vida actual, diferentes a la época en que se escribió el Neijing (Canon del Emperador Amarillo) en cuanto no se respetan los ciclos del día y la noche, ni los de las estaciones y las personas deben soportar largas horas de trabajo, turnos nocturnos, mala alimentación, etc. hacen que, a pesar de las protecciones contra el frío, igual están afectados y expuestos por el hecho de pasar de ambientes calefaccionados artificialmente a ambientes fríos sin la necesaria protección. Por otra parte una parte importante de la población no cuenta con viviendas ni vestimentas adecuadas para protegerse del frío por lo que este factor patógeno es absolutamente actual.

Los clásicos de la Medicina Tradicional China consideran este intercambio del hombre con los elementos de la naturaleza como un factor de salud o enfermedad y por lo tanto, el frío, que es nuestro tema aquí, es uno de los factores patógenos externos que afectan al ser humano ya sea por  ser extremo o porque el cuerpo se ha debilitado.
El maravilloso espíritu observador de los médicos tradicionales chinos (caracterizado en Qi Bo, el médico que responde las preguntas del Emperador Amarillo) hace de cada tema que se escoja para investigar, un mundo lleno de relaciones e insustituibles detalles.

El Invierno
“El invierno es la época durante la cual los seres vivos en la naturaleza se esconden y almacenan. Durante el período más intenso de esta estación, el agua se congela como si fuera una piedra”. (Dificultad 15 del Nanjing).

Al invierno pertenece el Riñón y el elemento agua y está relacionado con el Norte (en aquel hemisferio).

El ser humano está compuesto en gran parte de agua (75%) de modo que si el agua en la naturaleza se congela por el frío el agua en el cuerpo humano también sufre cambios por el efecto contractivo que tiene el frío sobre los fluidos, produciendo un resultado patológico según el estado del sistema defensivo y lo extremo del frío externo. Se observan entonces un pulso, dolores y patologías características.

Forma en que penetra el factor patógeno frío

Fig 1. Penetración del factor patógeno frío en el cuerpo

Según Huangfu Mi (“Tratado Clásico de Acupuntura y Moxibustión”) “cuando los factores patógenos (frío) invaden el cuerpo humano primero lesionan la piel entrando por la piel y los vellos … relajada la piel y abiertas las texturas, el factor patógeno penetra en lo profundo haciendo que se paren los pelos, se sienta aversión al frío y dolores en la piel. Si no se trata oportunamente el factor patógeno se retiene y penetra en los colaterales y hay dolor en los músculos, si el dolor no es constante es que penetra más profundo hacia los meridianos, siendo todavía superficial apareciendo aversión al frío, palpitaciones e intranquilidad, a continuación penetrará en los puntos shu (arroyo) ubicados en las articulaciones donde afectan la sangre y el qi de los órganos internos (Zang Fu). Con el frío en los meridianos se produce obstrucción y por lo tanto dolor en las articulaciones de los miembros y rigidez en la espalda. Si aún no se ha expulsado el factor patógeno frío del cuerpo penetra en los meridianos “chong latentes” que circulan dentro del abdomen produciéndose pesadez del cuerpo y dolor, luego se trasmite a los intestinos y al estómago produciendo borborigmos y distensión abdominal. En caso de mucho frío, se observa además indigestión (así como en caso de mucho calor, diarrea). Si aún el frío permanece en el cuerpo se va al muyuan (espacio fuera del estómago y los intestinos) lugar en que la sangre y el qi no pueden circular con facilidad ya que existen muchas curvas, por lo que si se queda ahí se acumula convirtiéndose en masas.

El frío y la humedad son factores yin, por lo que lesionan el yang, el frío tiene la naturaleza de inhibir, por lo tanto, cuando el frío y la humedad lesionan el cuerpo, se encoge la piel y los músculos se ponen duros, la sangre nutritiva se estanca debido al frío – humedad, y el qi defensivo se dispersa lesionado por ellos, por eso sucede el caso de deficiencia” (Tratado Clásico… Huangfu Mi) .

Cómo el frío se convierte en masas

Cuando el frío se queda en el interior hace que se estanquen los vasos sanguíneos y se llenen, por lo que da frío en los tobillos y en los pies y debido al frío, sube desde abajo, invade el estómago y los intestinos produciendo distensión y plenitud abdominal haciendo que se reúnan los líquidos por fuerza en los intestinos y poco a poco se acumulan formando una masa… si se lesionan los colaterales que están fuera del estómago y los intestinos por el frío se forman masas … o puede suceder también, un ataque repentino de frío patógeno exógeno que unido a factores emocionales como la angustia y tristeza, hace que lo interior se reúna con lo exterior y produciendo obstrucción en la circulación de la sangre y del qi que con el tiempo lleva a la formación de masas.


Factor Patógeno frío